16 oct. 2016

Prueba, huele, ve, ama, vive.

"Los filósofos son las personas más descaminadas sobre la tierra, y seguirlos es como seguir a los ciegos. Busca a quien vea, a quien observe, a quien experimente...al que tenga un corazón que baile con el viento, con la lluvia, con el sol; que su ser más profundo se haya sincronizado con todo lo que lo rodea, lo mismo la más baja brizna de hierba que la estrella más grande del cosmos. Ese hombre está sintonizado con todo. Ya no está fuera,  sino dentro.

El filósofo es un forastero. Se aparta y piensa en las cosas. El místico salta a la existencia, se vuelve un iniciado, no tiene que pensar. Prueba, huele, ve, ama, vive.

La verdad tiene que ser vivida, no conocida. La vida debe sorberse hasta la última gota de jugo. No es para contemplarla; ¡bébela!".

OSHO, Creencia, duda y fanatismo. ¿Es esencial tener algo en que creer?